La ampliación de 41 millones de dólares de una empresa de vehículos eléctricos en Charlotte aportará 250 puestos de trabajo

Actualidad

La empresa británica de vehículos eléctricos Arrival destinará más de 41 millones de dólares a la instalación de su segunda microfábrica en la zona oeste de Charlotte, lo que supondrá la creación de 250 puestos de trabajo, según anunciaron el miércoles las autoridades.

El anuncio de la ciudad de Charlotte es el último movimiento de la empresa con sede en Londres, que ya está trayendo cientos de puestos de trabajo a las Carolinas. Esto incluye la apertura de su primera microfábrica en EE.UU. en Rock Hill, y su sede norteamericana en el South End de Charlotte.

La segunda microfábrica de Arrival en Estados Unidos se ubicará en el Meadow Commerce Center, cerca del aeropuerto internacional Charlotte Douglas, según la ciudad. Las microfábricas tienen una huella más pequeña que las fábricas típicas porque Arrival utiliza hardware y software de desarrollo propio combinado con el montaje.

«Su decisión de ubicar su microfábrica en el oeste de Charlotte tendrá un gran impacto en nuestros residentes, trayendo nuevas oportunidades profesionales bien remuneradas al barrio», dijo la alcaldesa Vi Lyles, en el comunicado de prensa.

La nueva instalación producirá dos clases de furgonetas de vehículos eléctricos, ampliando las opciones de cero emisiones para los operadores de flotas, dijo Michael Ableson, CEO de Arrival Automotive, en el comunicado. «Creemos que seguiremos viendo una fuerte demanda de nuestros vehículos a medida que más operadores hagan la transición a la electricidad», dijo.

La planta de Charlotte ensamblará hasta 10.000 furgonetas de reparto eléctricas al año, inicialmente para UPS. Se espera que la producción comience en el tercer trimestre de 2022.

Esto ayudará a UPS a desplegar vehículos eléctricos en todas sus operaciones globales a un ritmo cada vez mayor, dijo Luke Wake, vicepresidente de mantenimiento e ingeniería de UPS Corporate Automotive.

 

LA LLEGADA A LAS CAROLINAS

Fundada en 2015 y con sede en Londres, Arrival cuenta con más de 1.5000 empleados.

El otoño pasado, Arrival dijo que abriría su primera instalación de microfábrica en Estados Unidos en Rock Hill para producir autobuses eléctricos.

En diciembre, la empresa anunció que establecería su sede norteamericana en South End. Se espera que la oficina se abra a finales de la primavera o en verano, según informó anteriormente el Observer.

El último anuncio significa que Arrival tendrá más de 900 puestos de trabajo en la región de Charlotte, entre sus microfábricas de Rock Hill y el oeste de Charlotte, y su sede local.

La nueva microfábrica de Charlotte también se basa en el Plan de Acción Estratégica de Energía de la ciudad, que esboza estrategias de energía limpia centradas en el transporte, los edificios y el desarrollo de la mano de obra.

Arrival, junto con Alisyn Malek, directora ejecutiva de la Comisión para el Futuro de la Movilidad, y Janet Labar, presidenta y consejera delegada de la Alianza Empresarial Regional de Charlotte, organizarán un evento en LinkedIn Live a las 10 de la mañana del jueves para hablar del último anuncio.